A sus 40 años, Alejandro sabe bien cómo llevar la responsabilidad de ser uno de los primeros bailarines urbanos de todo el país. En él se aprecia muy poco del llamado “bling bling” o grandes accesorios, son su actitud y presencia las que ponen de manifiesto su experiencia de más de dos décadas en el denominado “Street Dance”.

Su carrera comenzó en los 80´s y fue a fines de la década del 90 cuando formó Poder Latino, una agrupación dedicada a las danzas urbanas y que reúne a jóvenes de todas las edades y de diversas partes de la región entorno a la danza. Disciplina que se transforma en un estilo de vida para ellos y que con su ritmo los motiva disfrutar del sonido urbano.

Te invitamos a ver la historia de Alejandro Ramírez y su “crew”, para que conozcas más sobre esta danza y te deleites con el poder de sus movimientos que nacen aquí en la región, sobre el asfalto del Puerto de Coquimbo.

Santiago del Nuevo Extremo, décadas de historia musical
“El Profe”, coleccionista de tesoros naturales

Comentarios