Con sólo 12 años de edad, el pequeño Thiago comenzó a componer y escribir música. Un par de años más tarde, la relación entre Thiago y su guitarra ya era un hecho. De manera autodidacta, este carioca comprendió que su vida era la música. Por cosas del destino y del amor, Thiago llegó a Chile el 2010 con nada más que su talento, su instrumento y su ilusión.

Estos tres elementos se fusionaron de tal manera, que actualmente tiene dos producciones musicales como solista. Si quieres conocer su historia contada por él mismo, simplemente dele play a una de sus canciones.

 

 

Punta de Choros, un oasis en medio del desierto
EXITOSA PRESENTACIÓN DE BANDA LOCAL EN FESTIVAL LEGALIZE

Comentarios

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.